viernes, 16 de septiembre de 2011

Vito. (No hay fotos para esta entrada)

Solo veía su carita
de cuando niños eramos.
Siempre se reía.

Son nuestros recuerdos,
Nuestras vidas,
nuestros momentos.


Se escapó una fría tarde de enero,
Sin decidir ni a dónde iba.
A suspiros y sollozos abrazado por completo,
A falta de abrigo y arropo, un buen día.

Se marchó, sólo, a buen paso.
Harto de luchar contra injusticias,
Harto de más de lo mismo,
Harto de pelear contra mentiras,

Vito fue, sin irse lejos, decidido.

Se dejó sentada una vida,
Sobre la mesa del comedor
Cantando su canción, le esperaría.
Ahí sigue, tristes saetas entonando.

Hoy me dije que le recordaría,
Siempre, cada invierno,
Me quedo todas sus sonrisas:
Es mi regalo de reyes magos.

(Lloré, cabrón, lloré,
lloré lágrimas de amargura
perdidas en la nieve,
Lejos de donde estabas.
Todos contigo y yo, perdido,
A la intemperie, literal.)
Published with Blogger-droid v1.7.4