domingo, 26 de febrero de 2012

Ruleta rusa unipersonal




Frías agujas de metal,
Cónclaves del tic-tac,
Sufren el tiempo en su piel
Inertes, imparables en la pared.
Otra hora, repite el tronar
Absorbente y voraz.
Juega con el azar,
Voltear una vez más
El frío acero del revólver
Hace a uno ser cruel.
El mártir en su sien sufrirá
La ira de la ruleta rusa mortal.
¡Oh brutal temporalidad!
¡Oh duro y truncado fin!
Dará de bruces su ser
Con el rostro de la muerte
Y lo hallará en plena soledad
Ya que decidió borrar a los demás.
Será injusto, quizás.
Será triste, aun más.
Postergarlo: cuestión de suerte,
Situa el arma en su tez
Aprieta el gatillo, sin velocidad,
Espera un poco para disparar...
Silencio, vacío y hueco silencio,
fuera, duerme toda la ciudad
Observada tras su cristal.
Quieto, aprietó de una vez.
Entreabiertos los ojos para poder ver
como se pierde su hálito final.
Suena un "clic" y deja de sudar.
Deposita el homicida arma
en la mesa, despreciándola.

Mañana lo volverá a intentar...