viernes, 28 de febrero de 2014

¿Y ahora?

Tras horas, días, semanas y meses de trabajo, preparación, sacrificio, estrés, carreras... 

Después de idas y venidas, coches y aviones, prisas de viajes, de hoteles y llegadas. Tras decenas de horas en las gradas, intensos minutos en el agua, más prisas y más carreras, gritos de afonía, silbidos, esperas en cámaras de salida, últimos metros de agonía, sacrificio, risas y más de una alegría... 

Y ahora que dibujas una sonrisa al recordar estos días, al recordar cada salto, cada submarina y bocanada de aire y agua, de la primera a la última brazada, cada giro, cada volteo por los pelos, nadando con pelo suelto, temblando desde el poyete o desde abajo, con la boca seca de tragar, de nervios y suspiros...

Después de líos de bañadores, gafas y gorros mojados, acreditaciones y contratiempos, contra todo pronóstico y contra el resto, hemos dejado huella, hemos puesto cada cuál su granito de arena. Hemos hecho de la unión nuestra virtud, nuestra grandeza.

Y tras cosechar triunfos, hoy os comparto mi conclusión en un directo "¿Y ahora?".

Y ahora sólo resta continuar, día a día, brazada tras brazada, continuar. Mantener la ilusión del primer día y del primer triunfo y no perdamos las ganas ni la fuerza que nos hace únicos. El sello de identidad de nuestra natación.