sábado, 26 de febrero de 2011

Preludio de lo que fui, de lo que seré (II)

Por si no lo sabes,
te diré que de todas las decisiones que tomamos,
lo que más duele,
no es comerlas, ni tragarlas,
sino tener que defecarlas
cuando la realidad te cubre el culo de almorranas…