lunes, 28 de febrero de 2011

Preludio de lo que fui, de lo que seré (IV)

Pontevedra, Pontemuños, Vigo, Galicia y Natación

Me dejaron igual que iba, solo que ahora soy más desilusión, más melancolía, más traidor.

Ahora las punzadas dejaron de intercalarse a cada latir de mi corazón, ahora, sólo es punzada continúa, llana y rígida, sin sangre, sin rabia, sin pena ni dolor...