miércoles, 21 de diciembre de 2011

Para un ser terrenal

Es una estrella,
Aun más duradera
un haz de ellas,
Es la luz que alumbra
el cielo de la ternura,
Una caricia a oscuras.
El suspiro antes de acostar,
no niega ser aire nunca,
tan vital y necesario al respirar,
para el otoño y la primavera
y las frías noches que acechan.
Necesario para extraerme
ahora este poema...