martes, 24 de enero de 2012

A Benedetti





Qué me has hecho 
Viejo amigo.
Fue leer tus versos 
Y recelo tu cuento.



Mas, ya lamento
No cerciorar antes
El mundo, el jardín,
El todavía o tu te quiero.



Te entiendo de pleno
Viejo amigo
Cuando hablas de besos
De rojo carmesí por velo.



Sustento tus mismos abrazos
Esos de amor
De cámaras, recámaras
O bajo el cielo.



Oh amor, oh Arturo,
Tan sabio, tan necio.
No hay valor a tu recuerdo.
Su amor-muerte: mi credo.



Viejo amigo, te venero.
Eres dios, fantasma,
Lluviamor y sueño.
Eres lo que anhelo.