lunes, 5 de marzo de 2012

"Yo estaba enferma de amor"


(Imagen extraída del Blog http://neorrabioso.blogspot.com)



-Yo antes estaba enferma de amor.- Comenzó diciendo, entre apenada y siempre confusa. Triste, tartamudeaba sonrisas difusas de no saber disimular y perdía el habla sin pronunciar palabra. Yo callaba y escuchaba, atento, sabía perfectamente lo que le sucedía. Ya dibujó la vida en mi cabeza la misma nube negra, pesada y espesa. Conocía esa sensación y aquello que calma ese enredo de dolor. Motivo por el cual pronunciaba con esmero ese silencio tan insólito en mis labios.

Silencio. Ella se desahogaba y yo con ojos tiernos revivía a cada palabra escanciada en mis oídos, el burbujeo continuo de la espuma resultante entre los cielos e infiernos por recuerdos batallando en mi sien, aullando con ferocidad a mi alma, exprimiendo con fuerza el lagrimal para que surjan cítricos, los zumos de mis ojos.
Con cada pestañeo logro retenerlo. Pues hoy es mayor el ánimo. Sonrío, hoy había despertado. El domingo fue nuestro... Nuestro momento, nuestro mejor recuerdo, no estaba todo perdido, no existe nada perdido.
Sostuve con esmero y constancia su agradecida mirada al despedirse.

Y tras su huida camino al enfrentamiento directo, yo repudiaba su nefasto comentario: "siempre estuve vivo de amor".